Implantes

La implantología es la técnica más eficaz para recuperar aquellas piezas dentales perdidas. Y es que la falta de dientes no es solo una cuestión estética, sino que  puede acarrear diferentes complicaciones. Por ejemplo, si perdemos piezas molares, la función de estas sería realizada por otros dientes que no están diseñados para la masticación, por lo que correrían el riesgo de debilitarse y caerse también -aumentando el problema inicial-.

Gracias a los implantes, el paciente podrá recuperar sus piezas dentales -y la función que estas realizan-, restableciendo el equilibrio natural de la boca y dejando intactos el resto de dientes.

Pide tu cita

Cuándo es necesaria la implantología

Las causas por las que se producen pérdidas de piezas dentales que hagan necesaria una intervención de implantología son variadas. Desde traumatismos a caries, pasando por un mal uso de los dientes o el bruxismo.

Otra de las causas son las enfermedades periodontales, que afectan directamente a las encías. Este tipo de patologías no suelen presentar dolor hasta fases muy avanzadas, por lo que debemos estar estar atentos a sus otros síntomas, como la hinchazón o sangrado de las encías.

Qué son los implantes dentales

Los implantes son raíces artificiales que sustituyen a las de los dientes perdidos y están diseñadas para que se integren a la perfección con el resto de tejidos de la boca.

A estos implantes se atornillan las coronas o prótesis, para recuperar no solo la funcionalidad del diente, sino también la estética natural de la boca.

Si has perdido una o varias piezas dentales, no dudes en contactar con nosotros. Gracias a nuestro experimentado equipo, estamos capacitados para aconsejarte y responder a todas tus preguntas sobre implantología dental.

Cómo se realizan los implantes dentales

En Clínica Dental Noreña utilizamos la tecnología de Tac 3D, con la que nuestro cirujano obtiene un modelo de la boca del paciente en tres dimensiones, a escala real, pudiendo así planificar y diseñar previamente la colocación de implantes para que disminuya casi al mínimo el margen de error. Así, detectamos de manera exacta la cantidad de hueso disponible y decidimos con precisión dónde colocar el implante que mejor se adapta a su boca, su tamaño e incluso su inclinación.

La colocación de los implantes no es dolorosa, ya que, para dicha intervención, se hace uso de anestesia local. Durante la fase postoperatoria, el paciente puede sufrir molestias parecidas a las producidas tras una extracción, y se puede paliar con la medicación que recete el odontólogo. Si la cirugía se ha realizado de manera correcta, lo habitual es que el paciente no sienta dolor tras la intervención.

En los 15 años de experiencia de Clínica Dental Noreña hemos realizado cerca de 1.000 implantes dentales y tratamientos de ortodoncia con éxito.